Lunes, Septiembre 22, 2014

PLATILLOS VOLADORES SOBRE EL CEMENTERIO... EN PUEBLA

"Representante de la autoridad los vio iluminar una lapida en el camposanto.

¿Qué es lo que les atrae de esa zona?

Secundaria: “OVNIS de todas formas y tamaños se ven en Metepec... lugar donde los habitantes ya están acostumbrados a verlos de día y de noche.”

 

San Baltazar Atlimeyaya es un pequeño pueblo de tan sólo 2000 habitantes, ubicado a 6 kilómetros de Metepec en el estado de Puebla. Esta bella población se encuentra a una distancia aproximada de 20 kilómetros de las faldas del Popocatépetl,

 

Y está rodeada de exuberante vegetación, aire puro y la cálida hospitalidad de sus habitantes, donde además se puede disfrutar de las exquisitas truchas frescas, las mejores del mundo.

A tan sólo 10 minutos del cerro de Metepec se llega a San Baltazar Atlimeyaya por una carretera en perfectas condiciones, y aun el clima mismo, contribuyen a crear una atmósfera de misterio y  leyenda que hacen de San Baltazar un lugar mítico; construido entre una vegetación propia de la zona y de la afluencia de una corriente de agua que desciende de los volcanes.

Todo esto que hoy nos impresiona, debió también seducir a los primeros pobladores, al punto de considerar ese enclave como el más cercano a la idea que pueda hacerse el hombre de lo que es el paraíso.

Es en este lugar en donde se han dado cita los mejores investigadores del fenómeno OVNI, porque casi a diario se ven extraños objetos que sobrevuelan la zona siguiendo un patrón ya definido. Es pues en este sitio donde muchas noches algunas personas llegan hasta aquí y pasan el tiempo contemplando el cielo y donde se han logrado las mejores fotografías de OVNIS; además de que se ha visto por los alrededores al famoso OVNI triangular entrar y salir de las faldas del Iztaccíhuatl.

Es aquí donde tuve la oportunidad de entrevistar a don Paulino López López quien es una persona muy conocida en el pueblo y que además hoy en día es el presidente municipal del poblado, cuya ocupación principal -actualmente-es atender el mejor restaurante conocido como La Cabaña Encantada”, lugar al que acuden cientos de personas de todo el país, atraídos por el fenómeno de los OVNIS, además del exquisito arte culinario de sus habitantes, don Paulino con comenta:

-Atlimeyaya se ha caracterizado por avistamientos múltiples.

La gente de este lugar se ha familiarizado con este tipo de avistamientos de platillos voladores.

El 95 por ciento de los habitantes han visto misteriosas luces sobrevolar la cresta de los cerros, hay una zona que yo considero que es una banda magnética, por donde creo que entran y salen estos objetos y mucha gente del poblado ha visto aparecer a los Objetos Voladores no identificados por el lado norte.

Los maestros de la escuela, los niños y nosotros ya estamos acostumbrados a este tipo de objetos, cuya estructura es diversa porque se han visto en forma de plato, de huevo, discoidal, de 9 a 10 metros de diámetro unos y otros hasta de 40 a 50 metros.

 DIVERSAS FORMAS DE OVNIS SE VEN EN ESTA ZONA Otros los han visto en forma de salchicha acompañados por dos platos a los lados.

Hace poco estuvimos observando un avión que iba al aeropuerto de Huejotzingo que estuvo a punto de chocar con un OVNI, pero antes de que se produjera la colisión, el OVNI giro haciendo un ángulo de 90 grados. Esto fue observado durante el día. Posteriormente otro avión fue acompañado por otro OVNI y lo rebasó.

Quiero mencionar que una característica que se observa es que los animales se alborotan como si anunciaran la presencia del platívolo con anticipación; hacen mucho escándalo y generalmente es como nos damos cuenta de que algo raro está pasando, y es cuando invariablemente aparecen.

Tenemos un velador aquí, en el restaurante, que ya no quiere trabajar porque continuamente se le aparecen S.R.- De los casos que ha visto, ¿cuál sería el más relevante para usted? P.L.- Para mí, el caso más relevante es el que me sucedió en la carretera No.10, Metepec-San Baltazar. Recuerdo que cuando venia hacia acá, en un tramo adelante de Metepec, en una de las curvas, vi un objeto muy brillante.

Frené y me dí cuenta que el objeto se encontraba a sólo ¡15 metros de distancia! Tenía unos 8 o 9 metros de diámetro, de forma discoidal, con una cúpula mucho muy brillante. Del aparato provenía un zumbido similar al de un transformador de corriente... muy penetrante. Alrededor del plato se apreciaba una luz azul mucho muy intensa que me cegó completamente. Yo cálculo que estuve 5 minutos observándolo, pero perdí dos horas -en ese lapso- de las cuales no recuerdo absolutamente nada. Para mi fueron 5 minutos...Como si hubiese transcurrido un instante durante el tiempo en que estuve viéndolo. En ese instante sentí que flotaba.

Llegó un momento que sentí que la cabeza me estallaba. La cúpula parecía brillar intensamente y en su interior pude apreciar el movimiento de siluetas. Eran 3, como seres pequeños de 80 o 90 centímetros muy delgados, pero jamás los distinguí como humanos, sino como robots. Lo que recuerdo era que hacían unos movimientos muy torpes. Yo trataba de distinguir esas siluetas pero jamás pude.

Durante todo ese tiempo me sentí flotar.

El objeto estaba completamente suspendido en el aire y sentía como que me estaban observando y posteriormente al reaccionar me estremecí de pánico... Abordé mi automóvil y quise ponerlo en marcha pero no funcionó.

Hice como diez intentos para arrancar el coche pero fue inútil. Después de tanto darle marcha, por fin arrancó el coche. Avance como 500 metros y al tomar la recta hacia Atlimeyaya vi frente a mí el objeto.

 

PERSEGUIDO POR UN OVNI”...

Fue lo peor que me pudo haber sucedido, porque me sentí atemorizado.

El OVNI me acompañó a lo largo de 3 kilómetros.

Yo aceleraba el auto y el OVNI hacía lo mismo. Me detenía y también lo hacia el platillo. Esos fueron los peores momentos de mi vida.

Poco antes de llegar a San Baltazar, el plativolo se desvío hacia el volcán Popocatéptl.. Posteriormente -con más calma- subí al cerro, me detuve y ascendí...ahí lo estuve observando y vi que se iba hacia el volcán.

Sobrevoló una distancia aproximada de 20 kilómetros, siempre siguiéndome. Después se detuvo por espacio de 5 minutos y se apagó; todo esto a la altura del Popocatéptl.

Esto ocurrió como a las doce de la noche pero, yo llegué a mi casa como a las 2 de la mañana.

Fue cuando me di cuenta de que había perdido 2 horas de mi tiempo, periodo durante el cual creí que habían transcurrido sólo 15 minutos.

S.R.- Con posterioridad a este encuentro ¿tuvo usted sueños premonitorios, pesadillas, dolor de cabeza o alguna molestia?

P.L.- Sí, me deshidraté completamente. Estuve sometido a un tratamiento de suero en un hospital en Atlixco Puebla.

Esa luz me quemó la cara como si hubiera estado expuesto en la playa al Sol de medio día; la cabeza me estallaba. No me dejaba dormir el dolor.

“UN OVNI SOBRE EL CEMENTERIO”

S.R.- Don Paulino, ¿que nos podría comentar usted sobre el caso de cementerio, donde al parecer estuvo detenido un OVNI?

P.L.- Bueno, aquí yo siempre he sido autoridad y en una ocasión que tuvimos una reunión salí de la presidencia municipal como a las 12:30 de la noche completamente sólo y al pasar por el cementerio vi un objeto que estaba detenido como a 20 metros de altura arriba del camposanto.

Era una luz color ámbar la que proyectaba este objeto y salía de en medio. Una luz recta que salía del aparato se dirigía hacia el cementerio, concretamente hacia una de las tumbas.

Yo traté de distinguir la tumba hacia la que estaba dirigida la luz. El OVNI hacia el ruido característico de un transformador de corriente.

Un ruido muy intenso.

La noche estaba en calma; aquí en el pueblo todo el mundo se duerme muy temprano.

En medio de todo esto ese silencio sepulcral sólo se escuchaba el ruido. Mi primera idea fue ir a avisarle a mi mamá para platicarle lo que yo había visto. Un poco antes ubiqué más o menos el lugar de la tumba y luego me dirigí a mi casa que esta como a cinco minutos de ahí. Subí a la azotea y tratamos de ver el OVNI. Le comenté a mi mamá que había visto un objeto volador no identificado en el panteón.

Estaba contándole como había sido aquello cuando de pronto lo vimos subir proyectándose hacia el volcán. Se detuvo como a 20 kilómetros de distancia y se apagó. Al día siguiente, fui al cementerio y traté de ubicar la tumba, pero no había nada fuera de lo normal, ninguna señal o huella que pudiera indicar lo que el objeto hizo en este lugar. Hasta aquí la entrevista realizada al Sr. Paulino López.

Como breve paréntesis, quisiera comentarles que esta primera entrevista la realicé el día 17 de julio de 1993. Posteriormente, el día 22 de diciembre de ese mismo año, regresé a entrevistarlo nuevamente y comentó entonces que del volcán emanan más fumarolas que antes y algunas personas, entre ellas su esposa, observaron un bello espectáculo en la madrugada del día 11 de diciembre de 1993.

¿Que estaba ocurriendo en esta zona?

Ese día continuamos la entrevista a don Paulino que habíamos dejado inconclusa.

S.R.- Don Paulino ¿qué es lo que ha visto últimamente en la zona, cual ha sido su ultimo avistamiento de OVNIS?

P.L.- Bueno, la semana pasada, a las 4 de la mañana, me despertó mi sobrino, porque al parecer estaban sucediendo cosas raras en el volcán y nos levantamos; mi esposa, mi hermana y yo estuvimos viendo algo realmente inusitado.

“NO ERA UNA LUZ...ERAN VARIAS”

Éramos 6 o 7 personas en ese momento y estábamos ubicados desde la azotea de la casa, lugar desde donde se ve de frente el volcán y observamos una luz muy intensa entre la punta del volcán y la falda del mismo en la zona arenosa. Ahí se veía un punto muy luminoso, una luz color ámbar intensa.

Pensamos que posiblemente era un incendio y lo estuvimos viendo con los binoculares y entonces nos dimos cuenta de que no era una luz sino que eran varias junta. Notamos que eran varios objetos los que estaban generando esa luz intensa, pero de pronto esas luces comenzaron a estirarse formando una “L” invertida en la cual se veían varios objetos.

LA CÁMARA SE DISPARO SOLA MIENTRAS LOS OBJETOS LUMINOSOS    FORMABAN UNA CRUZ...

Saque mi cámara y sin presionar el obturador se disparó sola y todavía no he revelado el rollo.

Era un formidable espectáculo porque abarcaba gran parte del volcán. Sin duda eran varias naves. Se veían como 10 naves alineadas en forma de “L”. Hacían la forma de una llave de cruz  “+”  se alineaban en formación y luego se reducían, se unían en uno sólo y formaban una luz intensa color ámbar, que se veía a simple vista.

Cada una de las luces alineadas tenían, a su vez, una serie de luces pequeñitas alrededor, como si tuviera focos.

El avistamiento duró una hora aproximadamente, tiempo durante el cual los objetos se fueron apagando suavemente como si alguien redujera la intensidad de las luces y después se convirtieron en dos.

Después se hizo una sola y esa misma luz se redujo a una luz roja y se apagó desapareciendo ante nuestra vista.

Nosotros esperábamos que despegara o se elevara, pero, sencillamente, desapareció.

No podríamos decir que eran aviones porque estaban sobre la sombra del volcán.

S.R.- Cual sería su opinión acerca de la actividad OVNI en la zona de Atlimeyaya?

P.L.- Lo que pasa aquí es que hay una parte donde entran y salen estos objetos y pues la mayor parte del pueblo, como te comentaba, los ha visto en la mañana, en la noche, en el día, a cualquier hora, entonces cualquier persona de acá está completamente segura de la existencia de OVNIS, porque si fuera el avión lo ubican enseguida, pero estos objetos han sido vistos con demasiada frecuencia y lo suficientemente cerca; aquí es muy común verlos.

Este es el testimonio de Don Paulino López, una persona honesta que siempre ha colaborado con nosotros y ha dedicado parte de su tiempo y de su vida a la investigación y esclarecimiento de esto que es el mayor enigma de nuestro siglo.

Si usted -como investigador de OVNIS o como turista- desea venir a San Baltazar a comprobar lo dicho aquí,  llegue hasta el restaurante de Don Paulino y disfrute de algo especial, un lugar paradisiaco y si usted busca ver OVNIS, escéptico o no, prepárese porque en esta zona suele ocurrir lo inesperado.

El OVNI me siguió todo el camino, dijo el contactado, Don Paulino López, en la actualidad presidente municipal de San Baltazar Atlimeyaya Puebla.